viernes, 2 de mayo de 2008

Tormentas vacías....


Tormentas vacías de miedos eternos que emergen del sol de noche para acomodarse bajo tu cama y descalabrarme con tus rencores. Si cierras los ojos y no dices nada, me creo fábulas de amores endiablados que se matan en las noches, que se meten en mi alma y reconozco el golpetear de tus silencios malignos, de las primaveras erradas. Y toco tu espalda que es tersa, que se ha ido alejando con el paso de los años en el lecho que se muere por imperfecto, pasatiempo de tus juegos, de tus tontas inquietudes y del mediocre proceder de tus ojos que nunca me miraban.

No debiste volver aquella tarde y sentarte en el viejo y ajado sillón a hablar y hablar; ¿para qué exponer aquellas absurdas e insensatas ideas? Todo estaba atiborrado de mentira cansada y dolor de años pasados; de lutos efímeros de los cuales no te enteraste porque tu alma volaba. Y no fui yo la dueña de tus excesos a pesar de que te los inculqué de manera inconsciente y egoísta, porque para eso estaba yo en tu vida, para ayudarte a desandar el camino y cando lo descubriste, acudieron a mí las infantiles lágrimas.

Te observo en silencio, me toca apaciguar mis demonios en el frío brillo de tu pupila, en el sereno eterno que baña las hojas de mi jardín de pesadillas, en el que dos años son un siglo. Trato de sonreír, como tú en la foto del carné porque a fin de cuentas, es lo que has venido a buscar: la sonrisa que hace años te hizo enloquecer. No es lo mismo, sabes que no y tu monólogo fascista continúa, las culpas recaen en mí, los sueños de viajes destruidos, las banderas de paz mancilladas, todo el bolso con las fotos de los fantasmas en común; yo, siempre yo.

No te das cuenta que la vida, nuestra estúpida y perecedera vida, gira en torno a ti; no, yo no busco un culpable, yo te dejé ir y tú por cuenta volviste y no ha sido el amor violento ni el sexo de mar bravío el que te trajo hasta aquí; tampoco has venido por el visceral amor de entrañas y huesos que profesaba tenerte, muy al contrario: te ha traído el olvido, porque lo sientes en los libros de tu estante más cercano, en los bolsillos rotos de la vieja camisa a cuadros, en la sopa fría que se sirve sola y se cocina con alcohol, enterado estás de que no eres el dueño de mis noches amargas, que tus dos años de dedicatoria especial con prólogo infeliz se han ido al demonio.

Tal vez vuelves a mí en el mejor de los momentos, quieres recalcar que has sido tú y siempre tú quien pone fin a la película, sin importar si todavía hay palomitas de maíz, y jugueteas con tus rodillas, me miras a los ojos y me seduces con ellos como siempre, como nunca y el pensamiento se esfuma por segundos, sólo para volver a restregarme en la cara todo el daño que nos hemos hecho. Los aliados, los caídos en batalla, las heridas corto punzantes, los leones dormidos, las noches de murallas en la cama provocándonos sin sexo, todo y todos, desparramados, apestados, azucarados con hormigas rojas que muerden y sonríes, sonrío, lo he dejado atrás, ya tus ojos no me hechizan, es momento de volar.
2006

14 comentarios:

  1. Decir adiós a gran parte de nuestra vida es muy difícil. Yo creo que has dado el primer y más importante paso. No dejar que sus ojos te seduzcan...
    Un beso, amiga mía.
    Natacha.

    ResponderEliminar
  2. Siempre tienes que tratar que cuando mires unos ojos ellos no te seduzcan sino que te llenen de paz ¡¡¡¡¡ Decir adios es dificil ... y muy duro .. pero muchas veces es mucho mas sano .. creo y se que estas en el camino correcto ...¡que bien escribes amiga ¡¡¡¡ me has dejado .... con emocion .. Se Feliz hoy con lo que tienes ..se puede y ya sabes aqui estoy ¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Un texto intenso con sentimiento y sentido, me gustó mucho, me emocionó, lo palpé, pena que para expresar esos sentimientos, primero hay que sufrir, pero con ese sufrimiento también viene el aprendizaje, y como dicen que lo que no nos mata nos hace más fuertes, deseo que esta máxima sea verdadera en su caso. Felicidades Maru.

    ResponderEliminar
  4. Entonces vuela y no mires el pasado ni a esos ojos brujos.

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Me has emocionado con tus palabras,que bien te expresas.
    Llega un momento en la vida que hay que decidir,decir adios o seguir con mas de lo mismo,creo que has acertado y hay que tener mucho valor para hacer lo que has hecho...espero que ahora estes mas tranquila y seas feliz.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Cerrar unas puertas y abrir otras, de eso trata la vida, ¿no?
    Te expresas de maravilla, da gusto leerte, aunque sean palabras amargas. Las tormentas vacías son las peores; hay que descargar, aunque sea con rabia y violencia, para poder después quedar tranquilos y en paz.
    Un fuerte abrazo y espero que haya paz en tu vida.

    ResponderEliminar
  7. Un texto triste, muy logrado.
    Dime niña ¿estás mejor? Te dejo un abrazo fuerte.
    ¡Adelante!

    ResponderEliminar
  8. Oye....yo pido un deseo...

    Quiero que te estés bien.

    ResponderEliminar
  9. te debia visita ..sabes que ultimamente no me siento bien yo asi que poco puedo animar al resto del mundo cuando ando yo con mas miedo que nadie ....y sobre lo de cerrar puertas ...es muy complicado hay algunas que pocas veces se cierran del todo ...por el daño que te han echo sencillamente es por eso ....
    pero hay que seguir .....para bien o para mal ...
    besosss
    conchisss

    ResponderEliminar
  10. buf..........Vuela, vale???, tan alto como desees. (gracias ya estoy mejor de los cólicos) Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Si..
    Y de volver a soñar.
    A vivir y a sentir cosas nuevas y plenas..
    Un adios a tiempo. O un hasta luego para siempre es una puerta sellada.. Pero con las ventanas abiertas a nuevos amores y a interesantes horizontes..
    abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Hola mami, que lindo lo que escribiste, me encanta como lo haces es apasionante leerte es divertido :), te adoro mamita
    me encanta esto tuyo que te expreses tan bien
    te amo un besoo
    chau :)

    orgullosa de ser hija tuya..
    Susana

    ResponderEliminar
  13. primita linda...acabamos de leer esto tan maravilloso junto a tu tío favorito (y obvio yo...tu prima favorita), y de verdad que es demasiado bello lo que escribes y como lo escribes.
    Le comentaba a mi papi lo que se logra al tener un buen vocabulario como el que tienes, y el Sr. Avila, obvio, como Sr. Avila, me dice...hija, no basta con tener un buen vocabulario, sino tener la facilidad de hilar las palabras en un contexto en el que cada una de ellas suene maravillosa...basta con leer a quien escribe "...y el hombre escribe sobre un papel blanco la letra de su tonada...", ¿lo entiendes?, la gracia está en darle un sentido cotidiano distinto a las palabras (imaginar que el hombre que camina en la nieve con sus huellas va dejando como notas musicales en sus pisadas)...(ese es tu tío...o sea, mi papi...jejeje). Todo esto primita es aquello que logras en cada cosa que escribes, y me siento orgullosa de ti...
    TKM y sigue adelante

    ResponderEliminar
  14. ...ahhh
    y besitos te mandamos todos en casa
    te keremos mucho mucho
    xau
    Familia Avila Soto
    jeje

    ResponderEliminar

El alma se alimenta de palabras, y tus palabras son muy importantes para mí. Déjame algunas y seré muy feliz.